joomla template

Herramientas
Buscar
Acceder

Pedro Sorela

EBOOKS

             el sol como disfraz       dibujando la_tormenta      historia de      ya vers      portada-aire-mar-gador 

             ladron de arboles      portada-viajes-niebla grande      portada-trampas-para-estrellas grande      portada cuentos_invisibles      portada-fin-viento med  

             portada-huellas-actor-peligro med      cuentamelo      lo-que-miran-los-vagos      banderas sorela      entrevistas sorela

 

cometario_gris

Floreros

Jueves 10 Abril 2014. En Blog

Floreros

Un florero Rizhostoma Pulmo.

Me pregunto qué harían con este florero en el museo de Rufino Tamayo, en Oaxaca, México. Con qué otras plantas, floreros o cerámicas lo alinearían.

      Seguramente hay otros parecidos en el mundo pero a mí el que me impresionó fue el museo Tamayo, dedicado al arte precolombino, donde los objetos a exponer han sido seleccionados y alineados con mirada y criterio de artista y no de arqueólogo, antropólogo, ideólogo, comisario ni nada por el estilo. El resultado es que los objetos que se exhiben conforman con los otros de la misma vitrina o de la misma sala un paisaje en el que se busca la armonía, no tanto en función de pertenencia a la misma cultura, tribu, nación o periodo histórico, sino porque las curvas de todos esos objetos son compatibles, los colores no chocan entre sí y los materiales se saludan a distancia. Un poco como una pareja de baile o las frutas y cerámicas dispuestas sobre una mesa para un cuadro.

      O sea que la pregunta es dónde, qué manos podrían organizar bien la parte de arriba de este arreglo de flores blancas exóticas, con una base que parece un florero japonés de cerámica exquisita, pero en realidad es una medusa de la especie Rhizostoma pulmo que navega lentamente en el zoo de Druisburgo (Alemania). Y plantea una pregunta urgente: ¿Se pueden hacer floreros en los acuarios? ¿Se podrían organizar vitrinas con medusas y seres afines en un museo de formas como el Rufino Tamayo, de Oaxaca?

     Me gustaría preguntárselo a mi madre. Cuando yo era niño, a menudo me encontraba a mi madre y a mi abuela, al regreso del colegio, arreglando floreros para distribuirlos por toda la casa, que a veces parecía una floristería. Manías que tenían. Mi abuelo había sido médico botánico y clasificador de orquídeas, y cuando le presenté a mi madre una novia formal, lo primero que hizo fue invitarla a crear un florero. A nadie se le ocultaba que era una suerte de examen... Pues bien, me gustaría poder preguntarle a mi madre con qué armonizan los floreros de medusa.

  • Pedro Sorela

    Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla